Ilustración Cabecera

Proyectos - Área Arquitectura y Ciudad

Área Arquitectura y Ciudad

Director:

Cintia Barenboim

Co-Director:

Equipo:

Palabras clave

Rosario,expansión urbana,áreas rurales,impacto físico

Expansión urbana sobre las áreas rurales y su consecuente impacto fisico-ambiental dentro del municipio Rosario

Objetivo General

Analizar los impactos físicos ambientales en las áreas 1, 2 y 3 de la Zona IV no urbanizable, de acuerdo a las normas urbanísticas vigentes, a partir del cambio de uso de suelo en la ciudad de Rosario.

Objetivos Específicos

  1. Describir y analizar físicamente las tres áreas rurales (Zona IV) que componen el sector de estudio.
  2. Analizar las normativas urbanas que se sancionaron para el cambio de uso de suelo (Plan Especial Parque Habitacional Bouchard y Parque Empresarial Rosario)
  3. Evaluar los efectos socioambientales en la creación de suelo urbano (ruidos molestos, riesgos a la salud, basurales a cielo abierto, flujo población y calidad de espacio público).
  4. Dimensionar la falta de dotación de infraestructura y servicios en los nuevos sectores urbanos (agua potable, luz, gas natural, cloacas, transporte).
  5. Señalar las normativas locales vigentes sobre el ordenamiento ambiental del territorio.
  6. Verificar los elementos positivos y negativos del impacto físico-social de acuerdo a los parámetros de desarrollo urbano sustentable.

Hipótesis

Antecedentes

El uso del suelo es un problema que no escapa a la protección del medioambiente siendo un recurso natural que si bien permite distintos usos, su oferta es muy particular y se comporta como un bien escaso (Clichevsky, 2009).

En la última década, el crecimiento de la actividad económica y la reactivación del mercado inmobiliario, generaron una extensión de la planta urbana de Rosario, trayendo al mismo tiempo grandes problemas a nivel estructural y ambiental (Pontoni, 2007; Barenboim, 2013). Dicho crecimiento está regulado por la Ordenanza de Urbanizaciones 6492/97 donde se definen las políticas de usos, tierras y servicios, considerando a través de la protección de las reservas rurales, el mejoramiento de la calidad ambiental. El suelo se clasifica en: urbanizable (zona I, II, y III) y no urbanizable (zona IV), constituyendo la matriz del ordenamiento territorial.

El área de estudio comprende los sectores 1, 2 y 3 de la Zona IV no apta para ser urbanizada, solo admitiendo operaciones de subdivisión, destinadas al uso rural (producción agropecuaria, forestal y frutihorticola). Esta ocupa el 22 % de la superficie total de 178,69 km² en el Municipio. Sin embargo, a partir del año 2008 se han presentado distintas normativas, reemplazando la regulación de urbanizaciones, que modifican el uso del suelo de rural a urbano destinándolo a vivienda e industria. Tal es el caso del Parque Empresarial Rosario, pensado para industrias de mediano, gran porte y áreas logísticas, que se irá transformando en suelo industrial, mediante la conformación de polígonos industriales en el sector 3 (PRODESI, 2008) o el Parque Habitacional Bouchard, con una modalidad parecida a la de los polígonos, consiste en dividir el área en cinco unidades de gestión para el desarrollo residencial en el sector 1 (Ordenanza 8885, 11).

Cabe señalar que la noción de ordenamiento territorial implica la política administrativa de dividir al territorio mientras que la noción de ordenamiento ambiental del territorio considera además el impacto que el proceso de esa planificación territorial produce sobre el medioambiente, siendo por ello necesario considerar las cuestiones referidas a la preservación de la naturaleza, tanto en el ámbito urbano como rural (Fundación Ambiente y Recursos Naturales, 2010). Asimismo, se entiende que la sustentabilidad para una sociedad significa la existencia de condiciones económicas, ecológicas, sociales y políticas que permitan su funcionamiento de forma armónica a lo largo del tiempo y del espacio (Amartya, 2015).

La reforma de la Constitución Nacional en 1994, al introducir el Artículo 41, reconoce el derecho a gozar de un ambiente sano y el concomitante deber de conservarlo, lo cual constituye un sólido argumento para desplegar un sistema de ordenamiento territorial en pos de un desarrollo sustentable. Por otra parte, la mencionada enmienda constitucional fue el punto de partida para la generación de legislación de presupuestos mínimos de protección ambiental. La ley 25675, considerada Ley General del Ambiente exige, en tanto presupuesto mínimo de protección, la puesta en vigencia de planes de ordenamiento ambiental en todo el territorio de la Nación, regulando el ordenamiento ambiental territorial.

En suma la ampliación de los conocimientos es de especial relevancia para comprender los procesos de cambio y uso del borde urbano de la ciudad. Asimismo, dado que la problemática es muy reciente, se inicia la investigación con el estudio de Mendoza (2006) de un diagnóstico de la estructura del paisaje de Rosario. Luego se cuenta con los trabajos de Barenboim (2011, 2013) donde se analiza el ordenamiento de las actividades a través de la creación de suelo urbano para parques habitacionales y polígonos industriales en la periferia rosarina. Asimismo, en un territorio más extenso como es el Área Metropolitana Rosario es el grupo de Martínez de San Vicente (2013) estudia los procesos de expansión residencial, desde la dimensión socio-económica como ambiental. Por último, se recurre a las normativas locales y provinciales señaladas a y diversos estudios generales de la ciudad.

Metodología

La investigación se centra principalmente en un abordaje analítico, a partir del análisis de contenido de documentos escritos y gráficos como ser:

1 No oficiales: trabajos de investigación, artículos periodísticos de los diarios y revistas locales.

2 Oficiales, Instrumentos de reordenamiento urbanístico: Plan Urbano Rosario, ordenanzas particulares de urbanización (planes especiales y planes de detalle) y normativas de ordenamiento ambiental.

3 Imágenes satelitales en distintos momentos de la ciudad de Rosario.

4 Observatorio Social de la Municipalidad de Rosario.

Además, se recurrirá a la modalidad interpretativa para la realización de entrevistas semi- estructuradas a funcionarios municipales, investigadores y actores sociales, con el propósito de completar la información que no se halla en los documentos.

La evaluación de lo estudiado se obtendrá a través de la realización de productos parciales a lo largo de la investigación (especialmente ponencias y artículos en revistas académicas); interpretando la transformación territorial - ambiental de las tres nuevas áreas urbanas de la ciudad de Rosario.

Productos Esperados

Principales resultados

Galería

volver atrás

Centro de Altos Estudios en Arquitectura y Urbanismo
Universidad Abierta Interamericana. Tel (+54) 11 4342-7788 caeau@uai.edu.ar
Política de Privacidad - Términos y Condiciones - (c) Copyrihgt 2014 - Data Fiscal
Para consultas técnicas escribir a soporte@uai.edu.ar