Ilustración Cabecera

Proyectos - Area Modernidad y Cultura Local

Area Modernidad y Cultura Local

Director:

Arq. Carlos Bozzoli

Co-Director:

Equipo:

Mg. Arq. Vicenta Quallito, Dr. Ivan Cherjovsky, becarios a designar

Palabras clave

Barracas,Almagro,Barrio Parque

Barracas, Almagro y Barrio Parque. Identidad e Historia de tres barrios porteños

Objetivo General

Definir las características propias de tres barrios bien diferenciados de Buenos Aires, por su arquitectura dominante, sus espacios urbanos y su conformación social.

Objetivos Específicos

(1) Determinar los límites que el imaginario colectivo otorga a cada barrio.

(2) Definir las áreas difusas que marcan la periferia de cada barrio

(3) Determinar la secuencia de poblamiento siguiendo su desarrollo a través de los distintos mapas de la ciudad, a partir de principios del siglo XIX.

(4) Especificar las distintas actividades económicas, sociales y culturales a lo largo de los últimos dos siglos.

(5) Esbozar una historia del desarrollo urbano con respecto a las vías de comunicación con el resto de la ciudad y el centro.

(6) Descubrir la literatura, poesía e impacto en otras artes, que han generado a través de comentarios periodísticos, libros y manifestaciones artísticas diversas.

Hipótesis

Cada barrio tiene una estructura de crecimiento particular; se trata de definir esas estructuras que existen y que a primera vista están ocultas interesando ver hasta que punto pueden ser explicitadas.

Antecedentes

El estado de situación de los estudios relativos al tema incluyen antecedentes referentes a (a) Historia barrial, (b) Comunidad barial, (c) Fronteras y Límites barriales, (d) Historias institucionales y (e) Anecdotarios.

Ariel Gravano establece cuatro ejes lógicos de la identidad barrial, cuyo perfil puede conformarse entre la conjunción (junto a) y disjunción (separado de):

Homogeneidad: cuando el polo conjuntivo es capaz de mantener un cierto grado de estabilidad y uniformidad en uno o más rasgos con que se construye ideológicamente la identidad. Por ejemplo, cuando los vecinos siguen considerando al barrio como obrero, aún señalando que las fábricas están desmanteladas y que los obreros se van muriendo.

Heterogeneidad: cuando en el conjunto se contemplan diferencias internas disjuntivas que no llegan a convertirlo en otra cosa. Por ejemplo, las barritas que se distinguen pero son consideradas o se consideran a sí mismas todas del mismo barrio; el ser hincha de un cuadro de fútbol.

Identificación: cuando se afirma la propia identidad respecto a otras (por ejemplo, otros barrios, la ciudad, el pago), resaltando el polo conjuntivo.

Diferenciación: cuando prevalece la disjunción respecto a otra identidad (por ejemplo, respecto a otros barrios).

La comunidad barrial es otro aspecto a incluir como referente principal, cuya identificación depende de un conjunto de elementos que simbolizan la pertenencia a esa conciencia de barrio. Juan José Tangari establece las siguientes categorizaciones:

(1) El paisaje barrial: un espacio característico, domesticado, asimilado, señalado y vivenciado como propio.

(2) La historia del barrio: el nacimiento del barrio, sus pioneros, su desarrollo, los acontecimientos excepcionales de signo diverso que recuerda la comunidad,            inclusive aquellos al margen de la historia oficial, pero que alcanzan ejemplaridad, alimentan la memoria barrial: su conocimiento es propiedad distintiva de los miembros de la comunidad.

(3) El argot barrial: el compartir una toponimia barrial, nombres de pila, ciertos modismos, un anecdotario común, cánticos identificatorios, etcétera.

(4)Los fenómenos integrativos: la citada conciencia de pertenencia a la comunidad se refuerza en determinados momentos, cargados de significación propia; cada comunidad muestra ciertos fenómenos interactivos que la singularizan del entorno. Toda fiesta comunitaria, todo ritual colectivo o actividad lúdica de conjunto, constituye un ejemplo de lo antedicho.

(5)Las organizaciones barriales libres: considerando la existencia de valores comunitarios que deben realizarse, los miembros del barrio dan vida organizativa a clubes, sociedades de fomento, peñas y centros nativos, cooperadoras, ateneos, círculos literarios, murgas y centros murgueros, etc…

(6) Ciertos sobresalientes culturales: los liderazgos reconocidos por la comunidad          admiten gran diversidad tanto desde la perspectiva del estado social del individuo como de los valores por él representados. Aparecen entonces tipos culturales diversos: los intelectuales, profesionales y artistas prestigiosos, los jefes de las hinchadas, los rockeros, los viejos conocedores del barrio, los ídolos deportivos, los sacerdotes, etc.

Estos elementos sociológicos determinan un aspecto de significaciones y una cabal muestra en donde lo simbólico se hace presente, teniendo en cuenta que el lugar se definirá como lugar de identidad (en el sentido de que cierto número de individuos pueden reconocerse en él y definirse en virtud de él), de relación (en el sentido de que cierto número de individuos, siempre los mismos, pueden entender en él la relación que los une unos a otros) y de historia (en el sentido de que los ocupantes del lugar pueden encontrar en él los diversos trazos de antiguos edificios y establecimientos, el signo de una filiación). De manera que el lugar es triplemente simbólico (en el sentido en que el símbolo establece una relación de complementariedad entre dos seres o dos realidades): el lugar simboliza la relación de cada uno de sus ocupantes consigo mismo, con los demás ocupantes y con su historia común.

Lo barrial coo lugar o topos queda establecido por dos concepciones: las fronteras y los límites. Se entiende por fronteras aquel espacio geográfico impuesto oficialmente: las calles que lo separan de otras zonas o barrios y los límtes por la influencia y el reconocimiento popular de la barriada, cuya identificación va más allá de las fronteras físicas en los habitantes de        otros sectores.

Las historias institucionales, deben ser encuadrarlas por las finalidades que cumplen: culturales, civiles, sociales, etc. Las instituciones conforman el pilar básico de la comunidad, porque el hombre las ha creado para satisfacer sus necesidades y las mejora en la medida en que desea un mayor bienestar. Dada su importancia, es lógico que aparezcan reseñadas, aunque su fundación haya sido casi reciente.

Será también necesario considerar la inclusión de las distintas anécdotas que soslayen la vida barrial. Por anécdota se entiende todo suceso, ocurrencia, episodio ignorado o poco conocido, por lo general chistoso o picante, relativo a ciertos acontecimientos históricos o a la vida privada de la persona.

En la vida orgánica de una anécdota, si bien puede comprobarse una descripción paisajista, ubicación temporal, etc., el carácter psicológico es relevante: la figura del protagonista se enaltece y esto es lo más importante. Es decir que el anecdotario, al tener estas características, se enunciará como un ingrediente folclórico, que lo diferencia de la leyenda, porque esta última es una relación de sucesos que tienden a ser más tradicionales o maravillosos, que históricos y verdaderos.

Se debe recuperar esta expresión de la vida popular, de aquellos hechos que, aunque parezcan cotidianos y sin importancia, revelan una cosmovisión del hombre. De esta manera, se comprende de qué forma influye el pasado en el presente, y esta estrecha relación fortifica el sentimiento de unidad y conciencia social.

Hemos elegido investigar a tres barrios de Buenos Aires: Barracas, Almagro y Barrio Parque. Estos tres barrios representan en gran medida lo que el imaginario popular relaciona con residentes de tres clases sociales: la de clase baja, la de clase media y la de clase alta, groseramente hablando. Es comparando cada uno de ellos donde se encontrarán las diferencias, las similitudes y las constantes que le dan su particular impronta.

En rasgos generales, suponemos que encontraremos en Barracas un conglomerado urbano ocupado por fábricas, talleres, depósitos, y viviendas de los empleados en estos centros de trabajo. Sin embargo, en los últimos tiempos (desde el 2000 en adelante) el barrio ha cambiado notablemente ya que quedaron libres grandes terrenos que antes eran ocupados por fabricas y depósitos, y al emigrar estos a la periferia del gran Buenos Aires, han quedado disponibles para emprendimientos edilicios de clase media, aprovechando la cercanía al centro de Buenos Aires. En cuanto a los espacios urbanos, han sido conservados algunos sectores como eran originalmente, y otros han ganado en extensión por la reutilización de terrenos para espacios verdes.

Con el mismo criterio generalizador, Almagro es un barrio que se caracteriza por tener una fuerte actividad comercial, pero también residencial, ya que esta casi centralmente ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, con abundantes medios de comunicación rápidos y económicos. Esta considerado un barrio típico de clase media, como Flores, Villa Crespo, etc. En cuanto a espacios urbanos, es el que menos tiene para ofrecer. No obstante, en cuanto a preservación, contiene aún numerosas casas de los años 1890/1910 que recuerdan al Buenos Aires antiguo.

Para el caso de Barrio Parque, ha sido y es esencialmente un barrio de clase media alta y clase alta, originalmente proyectado por Carlos Thays al principio de siglo; está excelentemente comunicado con avenidas de alto prestigio, como Libertador y Figueroa Alcorta, y al lado de los parques de Palermo, también diseñados por Carlos Thays. En los últimos tiempos se ha verificado un desarrollo edilicio excesivamente grande, con rascacielos de gran altura, pero contiene en su laberíntico interior una serie de interesantísimos edificios de estilo académico, vigente entre los años 1910 y 1930, hoy ocupados también por embajadas, institutos internacionales y por cierto, de algunos residentes originales que pueden aún sustentarlos económicamente. En particular, este barrio contiene quizás los mejores espacios urbanos de Buenos Aires.

Metodología

La investigación se estructurará a partir de cuatro actividades básicas, a saber:

(1) La recopilación de la información y del material necesario a partir de las consultas en archivos, fuentes primarias y secundarias y de obras específicas.

(2) El análisis del material recolectado en los distintos soportes.

(3) La precisión de un marco teórico crítico desde el cual elaborar el trabajo.

(4) La construcción de una interpretación crítica a partir del marco teórico como sistema de relaciones o articulaciones entre los fenómenos abordados tendiente a establecer nuevas constelaciones y nociones de sentido.

En cuanto al plan de acción tentativo, en principio deberán establecerse sus límites y su extensión y deberán tenerse en cuenta las adyacencias con otros sectores de Buenos Aires. Luego habrá que reconstruir su desarrollo, estudiando planos de la Ciudad a lo largo del tiempo, para poder determinar como han ido creciendo, y como han sido limitados por trazados de avenidas, ferrocarriles, accidentes naturales, etc. Además será necesario relevar los edificios existentes y otros ya demolidos, tratando de compaginar una historia edilicia que marque la evolución de cada uno.

Y por último relacionar todas estas observaciones desde un punto de vista socio-antropológico y considerarlo dentro de un conjunto mayor (la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana que la contiene) describiendo la variación de sus funciones a lo largo del tiempo.

Productos Esperados

Se prevé la edición de un artículo en revistas iniernacionales con referato, uno en revistas nacionales, 1 a 3 presentaciones a congresos y el avance en la formación de becarios de investigación.

Principales resultados

Galería

volver atrás

Centro de Altos Estudios en Arquitectura y Urbanismo
Universidad Abierta Interamericana. Tel (+54) 11 4342-7788 caeau@uai.edu.ar
Política de Privacidad - Términos y Condiciones - (c) Copyrihgt 2014 - Data Fiscal
Para consultas técnicas escribir a soporte@uai.edu.ar